sé feliz mientras emprendes-01

Cómo ser feliz mientras emprendes

Ha sido un enigma de la humanidad descubrir el secreto de la felicidad. Grandes pensadores dedicaron años de reflexión a esto. Tanto reyes como emperadores y millonarios han dejado todo para resolver este enigma y, aún pareciera, que no estamos satisfechos con los resultados.

En los últimos años una corriente de nuevos pensadores han aparecido en el panorama, aportando cada vez más ideas y recomendaciones para llevar una vida más plena y cómo ser feliz; tanto es así que, desde universidades reconocidas se dictan clases sobre cómo ser feliz.

Tal es el caso de la Universidad de Harvard en donde un psicólogo y filósofo estadounidense/israelí, Tal Ben-Shahar, es conocido actualmente como el gurú de la felicidad, pues ha convertido esta materia en la clase más seguida en Estados unidos. Este psicólogo y filósofo ha dedicado toda su vida al hablar sobre la psicología “positiva”, como le llaman académicamente a la asignatura de la felicidad.

Cada semestre, este profesor atrae cerca de 1400 alumnos, quienes obviamente buscan descubrir los secretos de la felicidad. Este privilegio de tener tal cantidad de alumnos, solo era reservado para aquellas clases magistrales de economía del profesor Gregory Mankiw (Harvard)

Si bien, el concepto de felicidad tiene una connotación subjetiva, las recomendaciones de este gurú sobre cómo ser feliz están basadas en aquellos aspectos que por su simpleza y cotidianidad pueden pasar desapercibidos, y con tan solo cambiar esos pequeños hábitos, daremos un gran paso hacia el disfrute de nuestro día a día. Y tomando sus palabras, “es precisamente la expectativa de ser perfectamente felices lo que nos hace serlo menos”.

Durante el proceso de emprendimiento, muchas veces olvidamos vivir el proceso y disfrutarlo, pensando que seremos felices cuando logremos nuestras metas; es por ello que estas recomendaciones del profesor Ben-Shahar nos ayudarán a disfrutar más del día a día y a dejar de tener tanta expectativa por los resultados.

1. Gratitud. Ser agradecido es una actitud fundamental en la vida, muchas veces sólo nos centramos en agradecer las cosas “grandes”, y esta bien, sin embargo, también debemos agradecer las cosas pequeñas de nuestra vida. Ser agradecido es una sensación en la cual nuestro cuerpo y nuestra mente se alinean en un mismo aspecto. Sentir gratitud va más a allá de decir gracias, es sentir que todo en nosotros expresa eso. Recomienda hacer una lista de cosas que nos hacen sentir felices y agradecidos.
2. Ejercicio físico. Es una recomendación que hemos escuchado desde pequeños, y sabemos los beneficios para la salud que tiene practicar algún tipo de deporte o hacer cualquier actividad física. Para Ben-Shahar “es igual de bueno que tomar un antidepresivo para nuestro estado de ánimo”, y recomienda treinta minutos al día, que no necesariamente deben ser de alto esfuerzo físico, sino que basta con practicar un ejercicio suave como caminar a paso rápido durante 30 minutos al día para que el cerebro secrete endorfinas.
3. Asertividad. Aprender a decir lo que pensamos y sentimos favorece a nuestro estado de ánimo. Pedir lo que queremos y decir lo que pensamos nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos, y esta es una parte fundamental del ser feliz, estar a gusto con nosotros mismos y con quien nos rodean
4. Buenos recuerdos. Una de los recomendaciones de Shahar es pegar recuerdos bonitos, frases y fotos de seres queridos por todas partes: refrige­rador, ordenador, escritorio; de esta manera estamos conectados con las cosas que nos gusta y nos hacen sentir bien, y que nos haga remembrar las cosas buenas que hemos hecho.
5. Sonreir. Ser amables y educados es obviamente la mejor vía para conectar con otros, pero pareciera que la gran mayoría de las personas ha olvidado este pequeño detalle. Shahar nos dice que “Nuestro comportamiento hacia los demás es a menudo un reflejo de cómo nos tratamos a nosotros mismos”, en este sentido, no es posible pretender ser feliz cuando no somos amables con el entorno que nos rodea, y la mejor muestra de nuestra felicidad empieza por la sonrisa.
6. Usar calzado cómodo. Podrá ser algo muy evidente, pero para este experto en felicidad, es fundamental tener unos zapatos adecuados pues, con los pies doloridos tendremos peor humor, y evidentemente no seremos amables; también, el tener unos zapatos cómodos nos propiciará el deseo de caminar.
7. Enfoque y atención. “Identifiquemos qué es lo verdaderamente importante, y concentrémonos en ello” comenta Shahar; es bien sabido que quien mucho abarca, poco aprieta”, y por ello lo mejor es centrarse en algo y no intentarlo todo a la vez. Y no se refiere solo al trabajo, sino también al área personal y al tiempo de ocio: “Mejor apagar el teléfono y desconectar del trabajo esas dos o tres horas que se pasa con la familia”
8. Meditar. Para muchos, puede resultar una moda reciente llamada mindfulness, sin embargo, ha sido una práctica ancestral que ha sido recomendada por grandes influyentes, pero pareciera que los prejuicios religiosas alejan a las personas a realizar esta práctica. Este experto  recomienda la meditación como un momento idóneo para manejar nuestros pensamientos hacia el lado positivo, aunque no hay consenso en que el optimismo llegue a garantizar el éxito, sí nos aportará un grato momento de paz.
9. Enfrentar retos. Como emprendedores, nuestra vida se convierte en un reto, sin embargo, a veces olvidamos la magia que sentimos ante un nuevo reto, caemos en rutinas y dejamos de experimentar la incertidumbre como aliciente para romper nuestra barreras, es por ello que Shahar nos recomiendas siempre asumir los retos y no dejar para mañana lo que podamos hacer hoy, seguramente siendo más osados podremos sentir el placer de estar vivos.

En algunos de los libros y clases del profesor de la felicidad encontramos diversas recomendaciones, que más bien son vistas como recetas para ser felices y que hemos procurado resumir, se complementan con otras recomendaciones o hábitos tan simples como tomar un buen desayuno, corregir nuestra postura y caminar siempre con la vista en alto, arreglarnos y sentirnos bien con nosotros mismos, y cuidar nuestra alimentación.

Algunas de las cosas que plantea Shahar parecen simples, pero si nos detenemos a reflexionar, ¿cuántas de estas realmente practicamos?

Cuando emprendemos, nos olvidamos que ante todos somos humanos, e impregnamos nuestros proyectos, empresas y/o negocios de nuestra energía, nuestros sueños y frustraciones; y en la medida en la que seamos más o menos felices, en esa medida reaccionará nuestro entorno.

Es normal que durante el proceso del emprendimiento sintamos miedos, frustraciones y dudas; pero no debemos perder de vista siempre nuestro objetivo y debemos tener en mente que el fracaso es una posibilidad mas no una opción. Si queremos tener un futuro feliz debemos comenzar por ser felices ahora; y estas simples pero potentes recomendaciones de Ben-Shahar son un buen comienzo.

 

Por Rafael Martínez García

 

Deja un Comentario