enfoque cuantico al momento de emprender -01

Enfoque cuántico al momento de emprender (2da parte)

Enfoque cuántico al emprender
Antes de continuar con este acercamiento al enfoque cuántico al momento de emprender, quiero dejar estas líneas de reflexión que Max Planck dijo: “Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara y superior ciencia, al estudio de la materia, yo puedo decirles que como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: toda la materia se origina y existe solo por la virtud de una fuerza la cual trae  la partícula de un átomo a vibración y mantiene la mas corta distancia del sistema solar  al átomo junta. Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una gran mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda materia”.Enfoque cuántico al emprender 
Del artículo anterior retomamos afirmaciones clave dentro de la física cuántica, y que son necesarias mantener en la mente como enfoque al momento de emprender: “todo está interrelacionado con todo” y “estamos dentro de una realidad que también está dentro de nosotros”.

Asimismo, dentro de estos postulados clave agregamos: todos (y todo en el mundo) estamos formados por átomos y este es el objeto principal de la física cuántica, pues se encarga de estudiar las cosas más pequeñas y cómo se dan las interacciones a ese nivel.

En los estudios realizados por los científicos expertos en física cuántica se han demostrado que un átomo y sus electrones pueden estar en varios sitios a la vez. Para nosotros este hecho está limitado por nuestra capacidad de ver a pequeñas escalas, y simplemente por no tenerlo al n la vista, pensamos  que es imposible, o peor aún, que no existe.

Sin embargo, el universo subatómico cada día sorprende más y más a los científicos y molesta mucho a los clásicos, pues a esta escala tan pequeña, las leyes de la física tradicional no son aplicables, lo que desconcierta, en cierta medida, pues hablamos solo en términos de probabilidades y no de certezas.
Asimismo sucede con nuestro día a día. Hemos sido influenciados fuertemente por un pensamiento clásico limitado, que prefiere ver para creer y cuyo escepticismo es tan grande que, aunque que se tengan evidencias claras de  la influencia de  nuestros pensamientos en la realidad que vemos, hemos preferido dejar que otros piensen por nosotros.
Como emprendedores cuánticos debemos saber que moldeamos la realidad con todo nuestro “bagaje”. Es así que, cuando decidimos emprender llevamos todo, absolutamente todo (familia, tradiciones, creencias, genes, relaciones etc), como equipaje para ese viaje, y a medida que avanzamos nos ataviamos para cada ocasión, y eso determina nuestra realidad.
Es por ello que cuando emprendemos debemos estar alertas y atentos a cómo pensamos, y preguntarnos ¿esto que pienso es congruente con lo que deseo, con mi sueños, mis anhelos? Pues  nuestra mente por lo general es inquieta y no tenemos realmente idea de la cantidad de pensamientos contradictorios que podemos tener. Para ello, recomendamos activar nuestro estado de atención e identificar cómo pensamos viendo cómo siento, pues las emociones resultan una buena fuente de información si no identificamos lo que pensamos.
El presente se convierte en un escenario en el cual validamos nuestras creencias, pues la realidad se amolda a nuestra perspectiva y al final del día nos sentimos “bien” cuando podemos decir: “tenía razón sucedió tal o cual cosa”.
 
Por ello es necesario comenzar a evaluar cómo pensamos, qué patrón de pensamiento se repite;  qué y cómo contamos a los demás sobre nuestros sueños, expectativas, metas, etc; cuáles son las metáforas sobre la vida (la vida es dura, es fácil, es un sueño, etc), para darnos cuenta que nuestra realidad presente valida nuestras creencias.
Si bien, podemos decir que muchas de estas cosas las hemos oído conferencias o en libros de desarrollo personal desde hace mucho tiempo, la validación científica permite comprender desde una perspectiva rigurosa y “objetiva” muchos de los preceptos ya conocidos.
Cuando emprendemos, partimos de un pensamiento que nos da vueltas en la cabeza. Pensamos en esa idea que cambiará al mundo, o en esa forma más sencilla de hacer las cosas, o simplemente vemos una oportunidad de ganar dinero; que se origina en nuestra mente.
Comenzamos a creer firmemente en las posibilidades de hacer realidad esa idea, hasta que nuestros patrones limitantes comienzan a condicionar nuestra idea. A este punto, nos encontramos en una encrucijada, seguimos adelante sin importar los pensamientos contrarios, o nos quedamos quietos y dejamos ir la idea.
A veces me pregunto, ¿cuántos grandes pensamientos se habrán visto frustrados por otras creencias que sin darnos cuenta nos han frenado?
 Vive al ahora, respira y toma consciencia del momento. Vive un Emprendimiento Cuántico
 “Se requiere una nueva física para interpretar la vida. La vida no es reducible a la física atómica” Niels Bohr
 Por:
Rafael Martínez García

Deja un Comentario