Enfoque cuántico al emprender

Enfoque cuántico al momento de emprender (1° parte)

Enfoque cuántico al Emprender

Es muy poco común que nos detengamos a pensar, con aires reflexivos, cómo influye la física en nuestra vida. Sabemos, por cultura general (y por haber cursado al menos la educación secundaria), que existen leyes físicas universales que regulan nuestra vida, pero no te preocupes, hoy no te recordaré aquellas clases de física del instituto.

Muchos de los que nos aventuramos a emprender coincidimos en que prácticamente todo el sistema educativo nos prepara para una vida de trabajo asalariado, utilizando metodologías y contenidos del siglo pasado; separándose cada vez más de la realidad que demanda el mundo actual.

Los avances en la física cuántica han cambiado la forma de ver el mundo, sin embargo, poco de esto podemos encontrar en escuelas, academias, institutos, etc; aún cuando ya hace casi 100 años que Max Planck, padre de la física cuántica, que recibió el Premio Nobel de Física (muchos otros que iremos comentando posteriormente, han aportado mucho a esta rama).

Algunos de ustedes pensarán que este tema esta reservado para unas cuantas mentes privilegiadas, dada la complejidad del mismo pues, si ya tenemos suficiente con pensar en la casa, la familia, el trabajo y demás menesteres del día a día; tendríamos que estar un poco locos para sumarle de manera voluntaria a estos asuntos, nuevos términos, fórmulas, leyes, y demás teorías de la física cuántica.

Sin embargo, una vez que empiezas a indagar y dejarte asombrar por la belleza de este tema, y ver la relación directa que guarda con nuestra vida, difícilmente podrás resistirte a seguir profundizando en este apasionante mundo.

Sin más, comenzaré esta aproximación al enfoque cuántico al momento de emprender diciendo que la primera conclusión fundamental a la que llegó la física moderna fue “Todo está interrelacionado con todo”, al estudiar las partículas elementales, y darse cuenta que presentaban una característica muy extraña: unas veces se comportaban como partículas; otras, como ondas. Este enfoque de interrelación también se hablaba en términos organizacionales en la Teoría de los Sistemas a mediados del siglo XX.

De allí que como emprendedores, que comenzamos un proyecto, vamos moldeando un sistema complejo de interrelaciones internas y externas, que a su vez está inmersos en un sistema mayor. Como dijera Platón, “estamos dentro de una realidad que también está dentro de nosotros”; cuyo eje central es el emprendedor líder/fundador que impregna el sistema con sus patrones, creencias, paradigmas, sueños, frustraciones, etc.

El concepto del emprendedor actual es totalmente diferente a la concepción del siglo pasado. El emprendedor de ahora está ávido de nueva formas y conceptos que le ayuden a comprender su negocio desde una perspectiva holística cuyo eje central es el Ser y no la “unidad económica empresarial”, pues más allá de la mera motivación clásica de realización económica, el emprendedor actual busca realizarse también como pareja, padre, hijo, amigo, profesional, etc al tiempo que desarrolla su idea. Si todo está interrelacionado con todo no podemos aislar las áreas que integran nuestras vidas, por ello debemos tener en cuenta que debemos aprender a ser los gerentes de nuestra vida. Ya tendremos oportunidad de ampliar este tema.

A este punto me pregunto ¿te aburre o te interesa saber más? Porque esto a penas comienza.

Para la física clásica/mecanicista (y para la “cultura general” en la que todavía nos movemos), las cosas parecían claras, sin embargo la física cuántica echa por tierra, uno a uno, todos esos postulados clásicos que todavía gran parte de la población se resiste, que iremos contrastando y mostrando mucho más de esta revolución de pensamiento, de la mano de los principios cuánticos que los grandes científicos han desarrollado.

Doscientos años después de Newton, Einstein revolucionó con sus planteamientos de la relatividad y la física cuántica (por mencionar a un famoso), de la mano de otros grandes como Borh, Heisenberg
y Max Born. Beto Einstein (como le llama Pam Grout en su libro Potencia tu Energía) demostró que la energía y la materia están tan estrechamente ligadas que son lo mismo, eso quiere decir que todo lo que nos rodea no está compuesto de materia, sino de campos energéticos. En conclusión, somos energía.

En los próximos artículos iremos explorando principios de la física cuántica adaptados al emprendimiento, a fin de lograr comprender  el poder que tenemos dentro, y la responsabilidad que tenemos sobre nuestra realidad.

 

 

Por Rafael Martínez García

Deja un Comentario